¿Es necesario tener un Concepto?

"Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta. Pablo Picasso

 

Es cierto que cualquiera puede dedicarse a crear obras “técnicamente” perfectas durante toda su vida, ganarse el pan y tratar de no aburrirse con ello o por el contrario puede elegir otro camino mucho mas difícil, arriesgado y a la vez mas satisfactorio, teniendo un Concepto.pintura abstracta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué significa tener un Concepto como artista?

Quizás sea mas fácil explicarlo comparándolo con los escritores. Un escritor no se limita a mostrar frases bonitas o técnicamente perfectas cuando escribe un libro, su fin es contar una historia, denunciar una injusticia, retratar una sociedad, explicar una filosofía, etc. Cada libro tiene un propósito, generalmente bastante ligado a los intereses y experiencias del autor. Por consiguiente, un escritor suele escribir sobre lo que conoce y cuando planifica su libro ya tiene una idea sobre lo que va a tratar, es decir, tiene su Concepto.

Del mismo modo, esto puede aplicarse a los artistas visuales. Las técnicas que conocen son su vocabulario, las palabras que utilizan para expresar una idea. El Concepto de un artista visual puede abarcar cualquier tema y suele estar unido a la historia, experiencia e intereses del artista. En caso contrario no es su Concepto.
Tener un Concepto en arte, es tener un tema principal y constante en toda tu obra, es estar interesado por una investigación que suele durar toda la vida. Es algo por lo que sentimos muchisimo interés y que evoluciona hacia distintas direcciones a medida que la investigación nos descubre nuevas nociones.

¿Cómo puedes encontrar tu Concepto?

Encontrar qué es lo que queremos expresar, no es fácil. Por lo general desconocemos lo que realmente es importante en nuestra vidas. Solemos comenzar dando un concepto tan generalizado que no define nada en absoluto, al menos no lo que somos. Mi consejo es reducirlo una y otra vez hasta que des con lo que realmente te importa, hasta que esté tan personalizado que tenga tu cara y tus ojos.

Para que tu obra pueda ser universal, primero debe ser muy personal.

Al principio buscar tu Concepto te supondrá un arduo trabajo ya que se trata de una introspección muy personal y subjetiva de tu vida, tus valores, tus costumbres, tus orígenes. Deberás hacerte preguntas como: ¿Qué es lo que me diferencia de los demás? ¿Qué experiencias he tenido que han marcado mi vida de manera única? ¿En qué tema estoy verdaderamente interesado? ¿De dónde y porqué me viene ese interés? ¿Qué tipo de libros suelo leer? ¿Cuál es mi filosofía de la vida? ¿Tengo una filosofía de la vida? ¿Qué es importante para mi, hoy, mañana y dentro de 10 años? ¿Porqué? ¿Cómo veo al ser humano, el mundo, la naturaleza? ¿Cómo veo al sexo opuesto? ¿Porqué razon lucharía hasta la muerte? ¿Tengo un propósito en la vida?

Sinceramente, no sé si estas preguntas pueden ayudarte a encontrar tu Concepto, pero si no te conoces, dificilmente podrás conocer tu Concepto.

 

¿Cómo sabemos que hemos encontrado nuestro Concepto?

Sabrás que lo has encontrado cuando el interés por el tema elegido permanece constante, e incluso se incrementa. Cuando el Concepto te define a ti mismo y no a una época o evento, cuando empiezas a imaginar como comunicar visualmente esa idea y por último cuando te lanzas a trabajar creando una obra tras otra, con entusiasmo. A veces sucede que creemos que lo hemos encontrado pero al cabo de un tiempo nos damos cuenta de que el tema tratado no nos interesa realmente. Hemos expresado un suceso, una emoción traumática, o algo temporal y cuando se supera, el interés desaparece. No te desanimes, miralo como parte de tu búsqueda.

 


¿Porqué tener un concepto es de vital importancia para un artista?

Conocer tu Concepto es útil en muchos aspectos. Podrás hablar y escribir elocuentemente sobre tu obra, ya sea para notas de prensa, conferencias, exposiciones o declaración artística. Cuando informas con conocimiento de causa, es decir tras haber realizado una profunda investigación, los críticos de arte, galeristas, periodistas, amigos, no te impondrán un concepto que no es el tuyo. Esto suele ocurrir, de forma natural, cuando dan su opinión. Como artista, debes saber cómo defender tu Concepto, aunque a primera vista tu público no lo entienda o malinterprete. Naturalmente, si no quieres usar tu Concepto abiertamente será tu elección. Hay quienes prefieren dar una versión mas generalizada y no tan personal. Todo depende de tu carácter.

Por otro lado, conocer tu Concepto también te ayudará a tener las cosas claras. Cuando tienes el reto de comunicar una idea visualmente, utilizarás todos tus conocimientos y emociones para crear algo que es importante para ti. Investigarás y ampliarás tu visión sobre el tema que quieres expresar.

Sin embargo, la verdadera razón por la que es de vital importancia tener un Concepto, es que sin lugar a dudas va a reflejarse en tus obras de una manera muy poderosa. Estarás transmitiendo un sentido, y cuando esto ocurre le otorgas algo que no se puede aprender, sino sentir. Consegirás que tengan "alma".

Ya lo tengo. ¿Y ahora qué?

La investigación que vas a llevar a cabo a causa de tu Concepto te mantendrá interesado y apasionado por lo que haces durante mucho tiempo. Descubrirás nuevas perspectivas, experimentarás para crear otras vias de comunicación, reflexionarás sobre el papel que juega el espectador al observar tu obra, y al fin y al cabo trabajarás como un verdadero artista. ¿Te has preguntado alguna vez porqué quieres crear arte? Un verdadero artista es original, porque no copia a nadie, no imita a nadie. La cierto es que no tiene ninguna necesidad de ello, por que la inspiración le brota de las mismas entrañas. Su arte es tan personal que nadie puede repetirlo.

En tu caso, tu Concepto vendrá del fondo de tu ser, será único e irrepetible y el alma que darás a tu obra será asimismo única e irrepetible. No estas creando para vender, sino que venderás lo que estas creando y esa es la gran diferencia.